Este tema, por muchas veces que sea tratado… nunca serán demasiadas. Al hacernos Mayores nuestra fisiología, nuestros cuerpos, cambian. Los cambios vinculados al envejecimiento, no son malos, lo son los que provienen de problemas de salud.

Modificar nuestros hábitos y estilos de vida puede ayudarnos …a vivir mejor y de esto ya hemos hablado en nuestro anterior artículo: por qué no vivir mejor?

El deporte y actividad física
Esta actividad siempre es buena independientemente de nuestra edad pero es aun más necesaria conforme pasan los años pues entre otras cosas hace que nuestra musculatura se mantenga fuerte.
Algo tan cotidiano como caminar y hacerlo de la forma correcta por lo menos 30 minutos al día bien de forma continuada o durante diferentes momentos ayuda a mantener activo todo nuestro organismo.
Podemos evitar enfermedades coronarias y hasta favorecer el funcionamiento de nuestro sistema digestivo.

Limpieza e higiene
Básico para evitar infecciones y hacerlo como costumbre.

Horas de sueño
Dormir suficiente y hacerlo bien. Estableciendo unos horarios constantes y dormir profunda y relajadamente.

Ejercicio mental
Manteniendo nuestra mente activa y lubricada. Algunos juegos y pasatiempos, la lectura, participando en tareas de grupo.

Mantenernos socialmente activos
La edad adulta es propicia para el diálogo y la conversación y con ello se pueden enriquecer mutuamente.

Alimentación saludable
Realizando una buena dieta -consultando a especialistas- reduce el riesgo de osteoporosis, enfermedades cardiacas, hipertensión arterial y algunos tipos de cáncer.
– Una dieta variada.
– Disminuir el consumo excesivo de grasas de origen animal y aumentar las de origen vegetal como son el aceite de oliva y girasol, que han demostrado ser de gran utilidad en la protección cardiovascular.
– Consumir de forma moderada chocolates y bollería por su elevado contenido en grasas saturadas y azucares simples.
– Moderación en el consumo de sal, sobre todo en casos de hipertensión o problemas de corazón.
– Evitar los alimentos con muchas calorías pero pocos nutrientes, tales como patatas fritas, galletas, dulces, alcohol, gaseosas.

Un estilo de vida sano puede ayudarnos a enfrentar los cambios normales del envejecimiento y disfrutar de nuestra vida plenamente.

Burfema

Feria para los Mayores de Burgos, sus Familiares y los Profesionales vinculados a su Cuidado.

Leave a Comment